Si es banco…¿es malo?

El ‘banco malo’. Menudo invento. El olor a manzana podrida llega desde más lejos incluso que la sucursal de Bankia de mi barrio, en la que desde hace semanas me tienen frita intentando venderme un depósito. “Que no Isabel, que no me convences…que no voy a comprar un producto de una entidad en pleno proceso de reestructuración”. Pero nada oye, ni caso. Una llamada un día sí y otro también.

guindosA lo que voy. Los expertos coinciden en que el ‘banco malo’ es el paso definitivo para culminar la dichosa reforma financiera. Y todos creen que al final dará sus frutos. Pero la imagen que está dando en sus primeros pasos deja mucho que desear. De momento, no ha logrado convencer a los grandes inversores extranjeros para participar en el proyecto (sólo a Deutsche Bank y Barclays de manera residual). Ni siquiera a toda la banca  nacional, con el BBVA dando la espantada por respuesta.

Y eso es un enorme problema, porque sin entidades extranjeras que quieran comprar los activos tóxicos de la banca, mal vamos. Está previsto que la Sareb (ese nombre tan sexy con el que la Administración se dirie al banco malo) se haga cargo de 61.000 millones de euros de activos tóxicos del sistema financiero, lo que se traduce en 89.000 pisos, trece millones de metros cuadrados de suelo y alguna peste más.

Esos activos serán vendidos en un plazo de 15 años, con descuentos medios del 63%. Pero esta rebaja sigue siendo, al parecer, insuficiente para atraer inversores, ya que se hace sobre el precio de su valor en libros (lo que valía cuando fue adquirido, y no lo que vale actualmente en el mercado).

banco maloEn estas últimas semanas del año (y quién sabe si del mundo si los mayas tenían razón), he compartido desayuno con numerosos analistas. Y todos tienen claro que, tal y como está planteado, el banco malo ayudará a sanear los balances bancarios. ¡Toma! Les quita toda la mierda de encima de un plumazo. Sin embargo, no mejorará el flujo de crédito para familias y empresas, que debería ser el objetivo principal.

“En otros países que ya llevan con su propio ‘banco malo’ unos años, el dinero no fluye, se convierte en reservas de las entidades”, explican desde el Instituto de Estudios Bursátiles (IEB). Es decir, no habrá crédito hasta que no se reduzca la deuda y baje la morosidad. Y para eso, señores, queda mucho mucho tiempo.

Repasemos ahora la experiencia en otros países. Porque hasta en eso han sido más originales (y efectivos) que los españoles.

  1. EE UU. Tras la gran depresión de los años 30, F. D. Roosevelt creó una entidad que adquirió las hipotecas de las familias con riesgo de perder su vivienda. Se evitaron entre un millón y un millón y medio de desahucios, y la norma se convirtió en un precedente para la dación en pago.
  2. SUECIA. En los años 90, Suecia vivía un boom inmobiliario muy similar al español, pero con una diferencia: la crisis no era global y estaba muy concentrada en ciertas regiones del país. Se creó una sociedad para garantizar única y exclusivamente los depósitos. Fueron los accionistas de la banca quienes se hicieron cargo de los costes. Y otra diferencia fundamental: “los gestores de las entidades ayudadas se fueron a la calle, sin indemnización alguna”, recuerdan los expertos del IEB. En cinco años, este banco malo dio beneficios.
  3. ALEMANIA. Sí amiguitos. El motor europeo también tuvo su propio banco malo. Y es que las entidades germanas no son tan listas como parecen. Su máxima a la hora de realizar inversiones son los ‘ratings’… “a más rating (nota de solvencia), más invierto”. Pues bien, no hace falta recordar la nota que tenían las hipotecas subprime o entidades como Lehman Brothers allá por 2007…
  4. ISLANDIA. El ejemplo que todos deberíamos seguir. El Gobierno fue derrocado y los ciudadanos decidieron no pagar la crisis bancaria. Fueron los acreedores extranjeros –sobre todo fondos de pensiones británicos- los que pagaron los pecados de la banca.
  5. IRLANDA. Es el caso más parecido al ‘banco malo’ español. Con una diferencia: es una entidad totalmente pública, ya que el Estado nacionalizó los bancos propietarios. De momento, ha vendido ya los activos más atractivos (en suelo de Londres), pero ahora queda la duda de si podrá hacer lo mismo con aquellos menos rentables.

“Nadie duda que en 15 años esos activos vayan a ser rentables. El problema es que ahora nadie tiene dinero para comprarlos”. Lo dicho. Igualito que aquí.

Anuncios

Acerca de claraalba

Periodista especializada en información económica. Friki de la Bolsa, las redes sociales y el Atlético de Madrid...cosa incomprensible para muchos a la par que vital para mí. Recién aterrizada de La Gaceta de los Negocios espero encontrar pronto el futuro de una profesión a la que aún le queda un largo camino de adaptación en esta crisis de locos que vivimos.
Esta entrada fue publicada en Financiación, Mercados financieros y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Si es banco…¿es malo?

  1. “¡Toma! Les quita toda la mierda de encima de un plumazo.”

    Al fin he comprendido que los Reyes Magos son los bancos.

  2. Fueyo dijo:

    Me ha parecido tu mejor post. Aunque a veces echo de menos más extensión, ya, ya sé que no quieres aburrir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s