S&P… ¿el verdadero enemigo?

Es imposible que aún no se hayan enterado. Está por todas partes. Standard & Poor’s (S&P) ha rebajado la calificación crediticia de España al borde del llamado “bono basura”. ¿Y eso qué significa? Pues que la agencia vuelve a darnos un nuevo palito en pleno recrudecimiento de las dudas sobre la capacidad del país para salir de la crisis.

Lo primero que hay que tener claro es que los ‘ratings’ son notas que estas agencias asignan a los Estados para medir su capacidad de hacer frente a sus deudas. Y normalmente, los inversores no quieren invertir en una economía a la que dan una alta probabilidad de impago. Algo lógico y normal por mucho que estos “chupasangres” hayan perdido toda su credibilidad con un papel protagonista entre los actores de la crisis.

Es cierto que pocos se creen a pies juntillas las opiniones que desde EE UU lanzan Moody’s,  Fitch o S&P, pero eso no quiere decir que no haya que prestar atención al trasfondo de su mensaje. Más que nada, porque al final la realidad es que los grandes fondos de inversión tienen prohibido apostar por países que estén lejos de la Triple A (una matrícula de honor, para entendernos). Y España está actualmente en un aprobado raspadísimo, compartiendo su nota (BBB-) con países como Azerbaijan, Marruecos, Colombia o India.

Por eso, lo más preocupante de la noticia es que S&P deja la puerta abierta a una nueva rebaja de calificación si -entre otros motivos- la economía cae más de lo previsto, si no se avanza en la unión fiscal, o la deuda pública se dispara más de lo que ya lo está. Si eso ocurriera, entonces sí caeríamos al temido bono basura, y los inversores dejarán de comprar deuda española.

¿La consecuencia inmediata? Muy sencillo, la rentabilidad que el Estado ofrece para vender sus bonos en el mercado tendría que dispararse para resultar atractiva, con lo que la financiación se encarecería a pasos de gigante. Esto afectaría también a los bancos, que tendrían que devolver el dinero que se les presta a mayores intereses. Y ahí amigos, no queda otra: para recuperarse, las entidades financieras tendrían que prestar todavía más caro a sus clientes, es decir, a todos nosotros.

S&P advierte en el texto de los riesgos a los que se enfrenta la economía española, advirtiendo en varias ocasiones del descontento social y las continuas peleas entre Comunidades Autónomas y Gobierno central (muy apropiado sólo un día después de la españolización del ministro Wert, o de la catalanización de Artur Mas, que lo mismo me da).

Sin embargo, hay un punto que parece pasar desapercibido a los medios y que merece una reflexión. La agencia hace un llamamiento sobre “el marco político en la eurozona, que en nuestra opinión carece de previsibilidad”. Es decir, la incapacidad que tienen los países europeos para poner en marcha los acuerdos adoptados. Recuerden la inyección millonaria a la banca española pactada en junio y de la que aún no se ha visto un duro).

Precisamente, S&P recuerda que algunos países cuestionan este acuerdo de aquel consejo europeo, en una clara alusión a la carta conjunta que Alemania, Finlandia y Holanda (por cierto, los tres países con la máxima nota de solvencia Triple A), publicaron hace unas semanas criticando que el fondo de rescate asuma las pérdidas de la recapitalización bancaria española. Una carta que, como ahora se ha podido comprobar, ha pesado, y mucho, en la decisión de S&P. Ante esto no me queda más que añadir: ¡el enemigo no son las agencias de rating, sino los petulantes Triple A!

Anuncios

Acerca de claraalba

Periodista especializada en información económica. Friki de la Bolsa, las redes sociales y el Atlético de Madrid...cosa incomprensible para muchos a la par que vital para mí. Recién aterrizada de La Gaceta de los Negocios espero encontrar pronto el futuro de una profesión a la que aún le queda un largo camino de adaptación en esta crisis de locos que vivimos.
Esta entrada fue publicada en Financiación, Mercados financieros y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s