El libro gordo de Petete

314 páginas con cifras y explicaciones sobre cómo piensa el Gobierno salir de la crisis. El libro amarillo de los Presupuestos Generales de 2013 deja claro el tremendo esfuerzo que los españoles continuarán realizando en los próximos meses. La soga nos aprieta un poco más y, encima, el texto saca a la luz ciertas sorpresitas que viene bien analizar.

Ya no es sólo cosa del déficit. La famosa frase “España NO tiene un problema de deuda” empleada por el Gobierno socialista hasta la saciedad ha pasado a la historia. Según las nuevas cuentas, la deuda del Estado alcanzará el 90,5% del PIB el próximo año (en 2011 apenas superó el 69%). Es decir, unos 900.000 millones de euros. Dividan esa cifra entre los 47 millones de habitantes que hay en España y sabrán lo que nos tocará pagar a cada uno. No saquen la calculadora, ya se lo digo yo: unos 19.000 euros por cabeza.

Esta espectacular cifra se deriva de la aportación española a los rescates de Grecia, Irlanda y Portugal, de la ayuda para las Comunidades Autónomas y, sobre todo, para el sector bancario. Parece lógico entonces que una de las mayores partidas de estos Presupuestos sea la destinada a pagar intereses. En concreto, se destinarán 38.590 millones de euros a esta misión, unos 9.800 millones más que en 2012 (la misma cantidad que el Estado espera ingresar con la subida de impuestos el año que viene).

Así es normal que las prestaciones por desempleo bajen un 6,3%, algo inexplicable cuando el mismo Ejecutivo prevé que continúe la destrucción de puestos de trabajo. ¡Menos mal que nos quedan las pensiones!¡Subirán un 1%! Lástima que la inflación subirá también un 3,5% y, si no lo remedian con un buen ajuste, en realidad el dinero que perciben los pensionistas se habrá reducido un 2,5%.

Lo mismo ocurre con la luz. El Gobierno ha anunciado a bombo y platillo que la tarifa bajará un 2,3%. Pero “this is Spain” -que diría mi profesor de inglés-, y desde hoy seremos los únicos que, pese a una bajada del precio, seguiremos pagando más en nuestros recibos. ¿El motivo? Muy sencillo. Los ciudadanos tendremos que apoquinar la subida del IVA (del 18% al 21%) y la refacturación de los recibos que las eléctricas realizarán hasta diciembre, para incluir las subidas que no se aplicaron en el último trimestre de 2011 y el primero de 2012. Aprevechemos. Sólo nos quedan las cenas a la luz de las velas.

Anuncios

Acerca de claraalba

Periodista especializada en información económica. Friki de la Bolsa, las redes sociales y el Atlético de Madrid...cosa incomprensible para muchos a la par que vital para mí. Recién aterrizada de La Gaceta de los Negocios espero encontrar pronto el futuro de una profesión a la que aún le queda un largo camino de adaptación en esta crisis de locos que vivimos.
Esta entrada fue publicada en Financiación, Gobierno, Recortes y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s