Directos al bono basura

No hay paz para los mercados. España vuelve a estar en el punto de mira de los inversores, y no sólo por las imágenes de las protestas sociales que estos días recorren los medios internacionales. Cuando todos estaban tan contentos con la famosa recapitalización bancaria, llegan los tres jinetes del apocalipsis para cerrar la puerta a la euforia. En un comunicado conjunto, Alemania, Holanda y Finlandia (por cierto, los tres con la máxima calificación crediticia de Triple A) han querido dejar bien claro que los planes que España tiene para sus bancos aún deben saltar algunos obstáculos.

De momento, los tres países se muestran en contra de la recapitalización directa a las entidades con dinero del nuevo fondo de rescate europeo (MEDE). Suena bastante a broma, más que nada porque esta operación ya había recibido el visto bueno de los líderes de la Unión Europea este verano.

Pero en fin. Es lo que tiene la crisis de deuda: donde dije digo, digo diego… Este mismo viernes se conocerá el esperado informe de la consultora Oliver Wyman que determinará las necesidades de capital de los bancos nacionales. Y las previsiones apuntan a que rondarán entre los 40.000 y los 60.000 millones de euros…más o menos lo que vale Inditex en Bolsa (la mayor compañía por capitalización bursátil en España).

Es decir. Si prospera la postura del núcleo duro europeo, los españoles pagaremos de nuestro bolsillo el rescate bancario. Y les aseguro que no será como adquirir la firma textil de Amancio Ortega. Más quisiéramos.

Este nuevo barullo se suma a la incertidumbre sobre si España pedirá o no finalmente el rescate. El Gobierno ha pedido tiempo para meditar la solución. Pero es precisamente de tiempo de lo que no andan sobrados los inversores. Y mucho menos después de comprobar cómo, pese a los ajustes adoptados, el déficit sigue subiendo. En agosto alcanzó los 50.100 millones de euros, un 4,77% del PIB. En otras palabras: por encima del objetivo marcado para este año (4,5%) y casi un 24% más que en agosto del pasado año.

Así las cosas, no es de extrañar que la prima de riesgo se haya disparado hoy hasta los 461 puntos básicos, desde los 416 en los que cerró el martes. ¡Pobre ilusos los que pensaron que hoy bajaríamos de la barrera de los 300! Pues, sintiéndolo mucho, esto no es Esparta, sino España, y hay muchas otras razones para esperar más tensión en los próximos días. Sin ir más lejos, los Presupuestos y las dudas que Artur Mas está creando en Cataluña (aún no me queda claro si este hombre está o no por la independencia….).

Una última cosa. El último secreto a voces que circula por las firmas de inversión es que Moody’s lanzará su última lanza el próximo viernes. La agencia de calificación está preparada para bajar de nuevo la nota a España. Y que lo sepan: si finalmente se cumplen los pronósticos, pasaremos a ser lo que los entendidos llaman BONO BASURA. Y esto ya no es ninguna broma.

Anuncios

Acerca de claraalba

Periodista especializada en información económica. Friki de la Bolsa, las redes sociales y el Atlético de Madrid...cosa incomprensible para muchos a la par que vital para mí. Recién aterrizada de La Gaceta de los Negocios espero encontrar pronto el futuro de una profesión a la que aún le queda un largo camino de adaptación en esta crisis de locos que vivimos.
Esta entrada fue publicada en Gobierno, Mercados financieros. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s