Entre Draghi y CR7

No doy crédito. Otra semana crucial y decisiva para España. Y ya van ciento y la madre. Como de costumbre, Mario Draghi vuelve a ser protagonista con la reunión que el Banco Central Europeo (BCE) mantendrá el próximo jueves. Todo apunta a que el presidente del organismo monetario detallará un programa de compra de deuda pública que los inversores llevan pidiendo a gritos desde hace meses.

Pero no se fíen de las predicciones. En agosto aprendimos bien la lección de cómo se las gasta el italiano, creando esperanza en el mercado para luego echar su particular jarro de agua fría al no cumplir sus promesas. Ahora  no queda tiempo. Los inversores otorgaron a Draghi un mes de confianza para actuar porque, dependiendo de su plan secreto, países como España o Italia podrían decidir si solicitan o no un rescate.

La compra de deuda por parte del organismo parece la única manera de relajar la presión sobre la prima de riesgo española, que aún se mantiene por encima de la barrera de los 500 puntos básicos. Cuanto más elevado es este indicador, más caro le resulta al Estado financiarse. Y el mismo jueves de la reunión del organismo, España emitirá hasta 3.000 millones de euros en el mercado.

El problema es que esta semana hay una avalancha de emisiones en Europa. Países como Francia, Austria y Bélgica realizarán subastas para recaudar cerca de 20.000 millones de euros en total. El pastel del dinero tendrá que repartirse entre más países, y ahí salimos perdiendo, porque para un inversor resultará más seguro comprar deuda francesa que española. A no ser que Draghi mueva ficha.

Ese será el único salvavidas en una semana en la que, como plato fuerte, Angela Merkel visitará Madrid para reunirse con Mariano Rajoy. Como no me fío nada del encuentro que este par de dos mantendrán el jueves en La Moncloa, deposito todas mis esperanzas en el BCE. Si todo sale bien, tal vez los españoles puedan centrarse en la preocupación que hoy por hoy –y a juzgar por las redes sociales- mantiene en vilo a todo el país: el desconsuelo de Cristiano Ronaldo. Que si no se siente querido, que si no se habla con Marcelo… Pues, que les quede claro a las malas lenguas: ¡la princesa está triste porque su país está intervenido!

Anuncios

Acerca de claraalba

Periodista especializada en información económica. Friki de la Bolsa, las redes sociales y el Atlético de Madrid...cosa incomprensible para muchos a la par que vital para mí. Recién aterrizada de La Gaceta de los Negocios espero encontrar pronto el futuro de una profesión a la que aún le queda un largo camino de adaptación en esta crisis de locos que vivimos.
Esta entrada fue publicada en Financiación, Mercados financieros y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s