Ojo a las tarjetas…¡Hacienda vigila!

ImageSon más cómodas, no pesan en el monedero y, por algún extraño motivo, te hacen olvidar en un pis-pas el dinero que te has gastado. Hablo de las tarjetas con las que millones de españoles realizamos nuestras compras cada día. Desde la ropa hasta el paseito semanal por el supermercado, pasando por lo nunca visto: las copas del fin de semana. Muy sofisticado eso de pagar el Gin Tonic a golpe de dinero plástico.

Eso sí. A partir de ahora ya pueden tener cuidado los adeptos a esta forma de pago, porque Hacienda les vigila más de cerca que nunca. Según publica el diario El Economista, a partir de ahora la Administración podrá solicitar información de movimientos y saldos no sólo de las cuentas de los clientes de una financiera, sino de sus compras con tarjeta –tanto de crédito como de débito- con la única excusa de alegar que los datos tienen “trascendencia tributaria”. Es decir, que los podrán solicitar cuándo y cómo les venga en gana.

Por un lado, imagino que esta vuelta de tuerca tendrá algo que ver con el intento del Gobierno de mantener a raya el fraude fiscal. Pero por otro no puedo evitar simplificar el asunto, y concluir que es otra forma más de controlar todos nuestros movimientos. Como las cámaras en las calles o en los colegios.

Es decir, con esta medida, Hacienda da por hecho que absolutamente todos los ciudadanos debemos demostrar el origen de los fondos con los que se han pagado ciertas compras. Pero no somos todos iguales, y les aseguro que yo, por mi parte, no voy a tener gran problema en este sentido. Sin embargo, sé de algunos a los que se les estarán removiendo las tripas desde que la semana pasada también se obligó a El Corte Inglés a facilitar el listado de sus “clientes de tarjeta” con compras superiores a los 30.000 euros al año.

No me parece del todo mal. Detrás de estas operaciones pueden existir prácticas de economía sumergida que el Gobierno tanto insiste en perseguir. Sin ir más lejos. Es vox pópuli que los colaboradores habituales de cierto programa de televisión cobran su sueldo en cheques-regalo de El Corte Inglés. Y a unos 200 euros por programa, ya me dirán ustedes si no es un buen pellizco libre de impuestos y, por su puesto, fuera del control de Hacienda. Para qué nos vamos a engañar. A eso le llamo yo pagar en negro.

Anuncios

Acerca de claraalba

Periodista especializada en información económica. Friki de la Bolsa, las redes sociales y el Atlético de Madrid...cosa incomprensible para muchos a la par que vital para mí. Recién aterrizada de La Gaceta de los Negocios espero encontrar pronto el futuro de una profesión a la que aún le queda un largo camino de adaptación en esta crisis de locos que vivimos.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s