Chispas energéticas

Como un matrimonio mal avenido. Así empieza a parecer la relación entre Cristóbal Montoro y algunos de sus compañeros del Gobierno. De todos es sabido su –por decirlo de alguna forma- “falta de sintonía” con el ministro de Economía, Luis de Guindos. En los últimos meses han protagonizado numerosos desencuentros, con declaraciones contradictorias y desmentidos posteriores para tapar las ganas de uno de meterse en los asuntos del otro. Falta de coordinación, que dirían los analistas. Discusiones normales hasta en las mejores familias que se enfrentan a una dura época de ajustes.

Pero cuando parecía que todas las tensiones estaban bajo control, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas vuelve a meterse en camisa de once varas. Esta vez, y de forma inédita, desautorizando al titular de la cartera de Industria, José Manuel Soria. La pareja de moda en La Moncloa pudo sobrevivir a los recortes, pero parece que no será así en la esperada reforma del sector energético.

Como casi siempre, ha sido un medio internacional el testigo de este nuevo desencuentro. En declaraciones a Bloomberg, Montoro asegura que se opuso “desde el primer momento” al texto pretendido por Soria, al considerar “discriminatorio” plantear unas tasas más elevadas para las energías renovables. “Yo tengo la última palabra en la creación de impuestos”, asegura tajante sobre el llamado céntimo verde con el que se pretendía gravar todos los carburantes.

Soria, por su parte, no se deja pisotear y ya ha declarado que la competencia de la reforma energética, con la que pretende reducir el déficit de tarifa de 24.000 millones de euros, corresponde única y exclusivamente al Ministerio de Industria que él dirige.

Y mientras ellos discrepan, los rumores se han disparado. Según la propia agencia Bloomberg, Montoro tenía una consultora (Equipo Económico), que poseía un 30% del capital de Abengoa. Una empresa que además era cliente de la consultora. Cuando el ministro regresó a la política, vendió su participación. Pero, ¡qué sorpresa! Su hermano Ricardo aún posee un 15% de los títulos de la empresa sevillana de biocombustibles, que además cuenta con Ricardo Martínez Rico (hermano del jefe de gabinete de Montoro) como consejero independiente. 

Montoro aseguró a Bloomberg que no existe ningún tipo de conflicto de interés en este sentido. Pero que cada uno saque sus propias conclusiones. Yo sólo sé que el rechazo del ministro a gravar las energías verdes disparó ayer martes los títulos de Abengoa casi un 7%.

Anuncios

Acerca de claraalba

Periodista especializada en información económica. Friki de la Bolsa, las redes sociales y el Atlético de Madrid...cosa incomprensible para muchos a la par que vital para mí. Recién aterrizada de La Gaceta de los Negocios espero encontrar pronto el futuro de una profesión a la que aún le queda un largo camino de adaptación en esta crisis de locos que vivimos.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s