Bienaventurados los hipotecados

ImageMira que cuesta encontrar una buena noticia económica en esta locura en la que se ha convertido el mercado. Pues no se preocupen señores. Cuando ya no puedan más de tanta prima de riesgo y tanta comunidad autónoma abandonando reuniones, echen un vistazo al euribor, el único balón de oxígeno de los bolsillos españoles y nuestro gran aliado en este mar de pesimismo.

El indicador al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas en España ha cerrado julio con una media mensual del 1,061%, la cota más baja en sus diez años de historia. Hace sólo un año, en julio de 2011, cotizaba en el 2,183%. Su máximo histórico lo tocó en julio de 2008 (5,393%).

Por supuesto, esta caída beneficia a aquellos que ya tienen contratado un préstamo para su vivienda. Porque para compensar esta caída, el banco aplastará al resto de los mortales ampliando los diferenciales (el tipo de interés que se suma al euribor. Por ejemplo euribor + 0,75%). Si usted contrató su hipoteca hace un año está de enhorabuena. En un préstamo por valor de 150.000 euros, con un plazo de amortización de 25 años, la caída del euribor permitirá un ahorro de algo más de 80 euros al mes. Es decir, unos 960 euros al año. Que no está nada mal para ir pagando los recibos de la luz.

¡Bienaventurados los hipotecados! Porque ellos ya ven los brotes verdes. Igualito que el mismísimo Mario Monti, que esta mañana ha dado otra de las alegrías de la jornada al asegurar que Italia y Europa –ahora sí que sí- ven la luz al final del túnel…Demasiado optimista para un par de días de calma en el mercado…pero oye, ¿quién soy yo para frenar la euforia de los inversores?

Pues básicamente nadie. Pero mira tú por donde, los inversores deben ser tan cautos como yo. Y con la que está cayendo, han preferido recoger beneficios tras cuatro sesiones consecutivas de ganancias. Haciendo la cuenta de la vieja, la Bolsa ha perdido un 5,12% en el mes de julio, una cifra elevada, pero no dramática teniendo en cuenta lo que se ha sufrido.

El mercado, que ahora se mueve a golpe de declaraciones, seguirá con máxima volatilidad hasta el próximo jueves, cuando el presidente del BCE, Mario Draghi, desvele por fin su plan para salvar al euro. O eso esperan los inversores. Porque amigos míos, si ese día no hay un anuncio de medidas concretas, ya pueden agarrar bien su cinturón (por no decir otra cosa), porque vendrán curvas. Y de las peligrosas.

Anuncios

Acerca de claraalba

Periodista especializada en información económica. Friki de la Bolsa, las redes sociales y el Atlético de Madrid...cosa incomprensible para muchos a la par que vital para mí. Recién aterrizada de La Gaceta de los Negocios espero encontrar pronto el futuro de una profesión a la que aún le queda un largo camino de adaptación en esta crisis de locos que vivimos.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s