¡Ciao ciao, dividendos!

ImagePobre Mari Carmen. Mi vecina del tercero. La semana pasada se enteró de que el próximo mes de noviembre no recibirá ni un solo euro del dividendo que le corresponde por ser accionista de Telefónica. “Ni tampoco en mayo de 2013”, le apunto yo para rematar la jugada.

La operadora, siempre generosa con sus inversores, ha decidido cancelar la retribución para fortalecer su balance. Y aunque con una deuda neta de 58.310 millones de euros no le quedaba otra, a ver quién rebate ahora su enfado a Mari Carmen, que encima tiene que lidiar con una caída en Bolsa de la compañía del 30% en lo que va de 2012. Sus títulos valían 17 euros cuando los compró hace dos años. Hoy, apenas alcanzan los 9,3 euros.

Así son las cosas. Ni los blue chips (los valores de mayor capitalización) ni sus dividendos son ya el refugio que hasta ahora salvaba a los inversores de las turbulencias del mercado. Y lo más preocupante es que si la ‘teleco’ presidida por César Alierta ha tomado esta drástica decisión, otros gigantes del Ibex podrían seguir sus pasos.

Los expertos apuntan también al sector energético o al financiero. Aunque Botín y compañía se empeñen en asegurar que no habrá ni un solo cambio en su política de remuneraciones, los nuevos requisitos a la banca hacen imposible mantener los pagos como hasta ahora. Por no hablar de aquellas entidades que sean rescatadas.

Nadie se libra de la amenaza de la supresión del dividendo. Ni siquiera aquellas que optaron hace tiempo por el scrip dividend (dar al inversor la opción de cobrar el dividendo en acciones, en vez de en efectivo), con el objetivo de dañar lo menos posible su caja. En un principio, esta fórmula fue bien acogida por el mercado. Sin embargo, la necesidad de liquidez de los inversores es tan elevada, que ya no les vale con que su compañía les premien con “papelitos”. Quieren cash y punto. Y no todas las cotizadas están preparadas para este escenario.

Según datos de Bolsas y Mercados Españoles (BME), las empresas del parqué nacional repartieron entre sus accionistas 16.082 millones de euros en concepto de dividendos durante los seis primeros meses del año, un 8,53% que en el mismo periodo de 2011.

Previendo que esta tendencia camina hacia el cambio, no puedo estar más de acuerdo con mi vecina Mari Carmen: No estaría de más que las firmas que han suprimido o rebajado su remuneración, informen mes a mes de la supuesta mejora que esta decisión va trayendo a sus balances. Al menos así, sus acciones subirían en el mercado, generando el valor que hasta ahora han perdido sus inversores.

(*) DIVIDENDO: La parte de los beneficios que una empresa reparte entre sus accionistas.

Anuncios

Acerca de claraalba

Periodista especializada en información económica. Friki de la Bolsa, las redes sociales y el Atlético de Madrid...cosa incomprensible para muchos a la par que vital para mí. Recién aterrizada de La Gaceta de los Negocios espero encontrar pronto el futuro de una profesión a la que aún le queda un largo camino de adaptación en esta crisis de locos que vivimos.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s