Entre corto y corto, camino al rescate total

ImageLunes negro en el mercado español. Muchos pensaban que la calma llegaría tras la desastrosa sesión del pasado viernes. Pero nada más lejos de la realidad. La prima de riesgo ha vuelto a desbocarse 30 puntos hasta sobrepasar los 640 y la rentabilidad que el Estado debe ofrecer para vender su deuda a diez años roza ya el 7,5%, un nivel insostenible con el que otros fueron rescatados.

La situación es de extrema urgencia y aquí, lo único que podemos ver es a algún ministro que otro disfrazado de Judas Iscariote negando la mayor (y más de tres veces). “España no será rescatada”. Pues permítame dudarlo, señor De Guindos, porque es imposible que el país pueda seguir financiándose a tan elevado coste.

Ahora resulta que los ajustes que nos han impuesto a diestro y siniestro no han servido para calmar al mercado. Y yo pienso…¡es el crecimiento, estúpidos! La recesión asusta, y mucho, a los inversores. Pero hay algo que aterroriza aún más: la ineptitud que en estos últimos tres años ha demostrado la Unión Europea a la hora de acabar con el deficiente funcionamiento de los mercados financieros.

Ahora suplicamos al Banco Central Europeo (BCE) que compre deuda española para disimular la desbandada de los inversores. Pero el organismo dirigido por Mario Draghi ha decidido abandonar al país a su suerte. Tal vez el italiano haya cambiado de opinión durante el almuerzo que hoy ha mantenido en Bruselas con el presidente de la Comisión Europea, Durao Barroso. Mañana lo sabremos.

Mientras, también tenemos que mirar a los responsables dentro de nuestras fronteras. La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) tampoco había hecho nada por frenar la sangría del mercado. Hasta hoy, cuando ha decidido prohibir las posiciones cortas en toda la Bolsa nacional. El efecto ha sido inmediato. De hundirse otro 5% por la mañana –a mínimos de nueve años-, el Ibex 35 ha reducido sus pérdidas al 1,10% al cierre de la sesión. ¡A cuántos inversores habrán pillado con las manos en la masa!

No es la primera vez que el organismo regulador toma una decisión de este tipo. En agosto de 2011 ya prohibió las ‘ventas a corto’, pero sólo sobre las acciones del sector financiero. A pesar de todo, cabe recordar que a partir de febrero, cuando se levantó el veto, estas compañías volvieron a desplomarse, demostrando que de poco sirven los instrumentos de los que hoy disponen los reguladores para frenar el acoso de los mercados.

Anuncios

Acerca de claraalba

Periodista especializada en información económica. Friki de la Bolsa, las redes sociales y el Atlético de Madrid...cosa incomprensible para muchos a la par que vital para mí. Recién aterrizada de La Gaceta de los Negocios espero encontrar pronto el futuro de una profesión a la que aún le queda un largo camino de adaptación en esta crisis de locos que vivimos.
Esta entrada fue publicada en Mercados financieros y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s