Siempre pagamos de más

ImageNada como unos buenos ajustes para convencer al mercado de que seremos capaces de reducir el déficit. ¡Mentira! Después de la emisión de deuda del martes -que el Tesoro logró salvar con cierta fortuna- hoy llegaba la verdadera prueba de fuego para el organismo dependiente del Ministerio de Economía. Especialmente porque la operación llegaba con la prima de riesgo en máximos históricos.

Pues bien. Finalmente, el examen ha sido suspendido, y con un ‘muy deficiente’. El Estado ha colocado en el mercado 2.981 millones de euros en bonos, casi el máximo previsto. Sin embargo, se ha visto obligado a ofrecer a los inversores una rentabilidad de escándalo, la más alta desde 1995, en tiempos de la peseta.

Y lo más preocupante es que, pese a ofrecer ese interés récord, la demanda de deuda española ha caído bruscamente respecto a emisiones anteriores. Todo apunta a que detrás de ese descenso está la actuación de los propios bancos españoles. Las entidades se habían convertido en grandes compradoras de deuda en los últimos meses, gracias a las subastas de liquidez del Banco Central Europeo (BCE). El mecanismo era sencillo: El BCE me presta dinero a un interés del 1% y, con eso, compro deuda española que me ofrece una rentabilidad que en algunos casos ha superado el 6%.

Un negocio redondo, porque los bancos ganaban la diferencia. Sin embargo, el efecto de la ayuda que el BCE ha dado a las entidades europeas comienza a diluirse, y ya no es tan fácil soportar las emisiones de deuda del Estado.

Con tan poca gente interesada en la subasta de hoy, no quiero ni saber cómo será el resultado de las colocaciones de los primeros días de agosto, con medio mundo de vacaciones y otro medio pendiente del rescate a la banca española. Tal vez sea ese el momento para preguntarse si realmente merece la pena financiarse a tan elevado coste.

Anuncios

Acerca de claraalba

Periodista especializada en información económica. Friki de la Bolsa, las redes sociales y el Atlético de Madrid...cosa incomprensible para muchos a la par que vital para mí. Recién aterrizada de La Gaceta de los Negocios espero encontrar pronto el futuro de una profesión a la que aún le queda un largo camino de adaptación en esta crisis de locos que vivimos.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s