Ganga para el inversor, caro para el mercado

Prueba superada con éxito…o no. El Tesoro español se enfrentaba hoy a su primera emisión de deuda en el mercado tras el anuncio de los recortes. Este tipo de operaciones, mediante las que el Estado consigue financiación, son cada vez más complejas en un contexto en el que la prima de riesgo se mantiene en zona de máximos.

Por si algún despistado no lo sabe todavía, la prima de riesgo es un indicador que mide la diferencia entre la rentabilidad del bono a diez años español y su homólogo alemán, considerado como el más seguro. En cristiano: es lo que un inversor exige de más para comprar deuda española –con mayor riesgo- frente a la alemana.

Ante las nuevas advertencias del FMI asegurando que España seguirá en recesión en 2013 (por cierto, unas previsiones muy precisas, ya que han sido realizadas sin tener en cuenta los nuevos ajustes), nadie las tenía consigo. Pero, finalmente, el Tesoro ha logrado captar 3.560 millones de euros vendiendo deuda a un interés menor que en anteriores ocasiones.

Donde mejor le han ido las cosas ha sido en la subasta de letras a 12 meses, donde ha ofrecido a los inversores una rentabilidad del 3,918%, lo que supone un importante descuento frente al 5,074% que tuvo que pagar el pasado mes de junio.

¿Quiere decir esto que el giro de timón en la política económica del Gobierno ha convencido en el mercado? Lamentablemente, no. Pese a lograr rebajar el coste de las emisiones de deuda, pagar casi un 4% por tus letras a corto plazo es una barbaridad sólo comparable con los mejores depósitos del mercado. Una oferta irrechazable para los inversores pero que está saliendo bien cara al Estado.

Más aún si se compara con lo que ocurre en el resto de Europa. Sin ir más lejos, ya hay seis economías que se financian a tipos negativos. Es decir: los inversores pagan por tener deuda de estas regiones, dispuestos a asumir pérdidas a cambio de la seguridad que les da invertir en ellas. El selecto club está formado por Alemania, Suiza, Dinamarca, Austria, Holanda y Finlandia.

Otros como Bélgica también han emitido deuda a 12 meses a tan solo el 0,04%, frente al 3,918% que ha tenido que pagar España para convencer al mercado de que merece la pena financiarnos. Pero estos intereses resultan insostenibles en el largo plazo. La pregunta ahora es qué más debemos hacer para recuperar la confianza de los inversores.

Anuncios

Acerca de claraalba

Periodista especializada en información económica. Friki de la Bolsa, las redes sociales y el Atlético de Madrid...cosa incomprensible para muchos a la par que vital para mí. Recién aterrizada de La Gaceta de los Negocios espero encontrar pronto el futuro de una profesión a la que aún le queda un largo camino de adaptación en esta crisis de locos que vivimos.
Esta entrada fue publicada en Financiación, Gobierno y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s